Mi meteorito #2

Parte del aire
M.A.I.L. (mensaje a incierto lector) N2
Campo del Cielo es la denominación que recibe una región de la República Argentina, situada entre las provincias de Chaco y Santiago del Estero, donde hace aproximadamente 4.500 años impactó una lluvia de meteoritos como consecuencia de la explosión en la atmósfera de un asteroide de casi 900.000 kilos.
En Campo del cielo, este cementerio de meteoritos que ocupa una extensión de 20.000 kilómetros cuadrados, se han encontrado, hasta el momento, dos de los más grandes metales celestiales que existen en la tierra: El Chaco, de aproximadamente 37 toneladas y segundo más grande detrás del Hoba, de 66 toneladas, estrellado en Namibia hace 80.000 años; y el Gancedo, participante también de la lista de los más grandes con casi 30 toneladas.
En Mi Meteorito, Harry Dodge adquiere por eBay un ejemplar de Campo del Cielo que le llega en una caja a la puerta de su casa. Es marzo de 2016, agarra un cuchillo de la cocina y corta la caja de cartón para encontrarse, finalmente, con un bulto pesado del tamaño de una bola de bowling. Dodge la describe como un rejunte de restos de goma de mascar pero de hierro. Debajo de la bola, la descripción: Encontrada en 1527. En Argentina. Dodge concluye, luego de muchos días y muchas noches en que lo mueve de lugar, lo acerca al costado de su cama o lo lleva al cobertizo, lo mira con temor y lo admira con erotismo, que es el meteorito el que le insiste que empiece a escribir este libro.
Puede decirse que los campos gravitatorios sobre los que colisiona Mi Meteorito son múltiples y cambiantes. Escrito en forma de entradas breves, por un lado, toma la forma de un diario, ya que la mayoría de las entradas están fechadas. Pero no sigue una cronología lineal —puede ir de enero de 2017 a junio de 2009 y seguir con mayo de 1977— sino más bien ecos, repeticiones, patrones y coincidencias que registra a lo largo de su vida y por los que vuelve a pasar una y otra vez a lo largo del libro.
Por ejemplo, Dodge es adoptado y recuerda que cuando era niño leyó Los cristales soñadores de Theodore Sturgeon, el libro que más lo conmovió en esas épocas. Y que luego de conocer a su madre biológica, muchísimos años después, ella le confesó, en una charla como cualquier otra, que su libro preferido era de un tipo muy poco conocido, Theodore Sturgeon, Los cristales soñadores. Dodge reflexiona que las coincidencias no son simples coincidencias, sino corrientes de sucesos en donde otros posibles sucesos están ocurriendo en otros mundos infinitos. Mundos en donde nunca encontró a su madre biológica, mundos en donde ellos tienen diferentes libros predilectos, y mundos en dónde él nunca quiso cogérsela. Este tipo de coincidencias se replican una y otra vez en el libro, habilitando reflexiones filosóficas y científicas en donde se cita a Bergson, a Blade Runner, a Bowie, a Deleuze y a Paul Virilio, entre otras figuras y creaciones humanas.
¿Qué tipo de obra literaria es Mi Meteorito? En la línea del título y de lo que segrega en sus trescientas y pico de páginas, me gustaría decir que es, en parte, una obra creada por un artista, escritor y teórico que, más que verse como parte de una madre que lo hizo nacer y que no conoce hasta entrada su adultez y creado por un padre que nunca conoció, se percibe como alguien conectado con todo lo que existe. Su no formar parte clara de nada, lo hace sentirse parte de todo: hijo del universo, atado a todas las cosas y parte del aire, hasta de un meteorito estrolado en Argentina hace 4500 años.